En Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva (SHSSR) ofrecemos servicios médicos, psicológicos y legales de alta calidad y bajo costo. Puede acudir con nosotras para recibir orientación y atención para la interrupción legal del embarazo. Nuestros servicios son de alta especialidad médica y primera en su tipo en el sureste mexicano.

domingo, 15 de mayo de 2011

Juicio internacional a Calderón

Puedes firmar en ésta dirección.
http://www.petitiononline.com/mod_perl/petition-sign.cgi?CPI




importante análisis en la Jornada de hoy sábado:
Juicio internacional a Calderón
Netzaí Sandoval Ballesteros
Los más de 40 mil seres humanos que han muerto en los últimos cuatro años nos colocan frente a una crisis humanitaria sin paragón. Ni la guerra de Estados Unidos contra Afganistán, ni la emprendida en contra de Pakistán han generado tal cantidad de muertos (Barómetro de Conflictos, Universidad de Heidelberg, Alemania). La violencia en México también ha dejado más desplazados que cualquier otro conflicto armado reciente, alrededor de 120 mil personas de acuerdo con el Internal Displacement Monitoring Center. La vulnerabilidad de los más jóvenes es particularmente grave: mil 226 de las muertes ocurridas entre 2006 y 2010 corresponden a niños y adolescentes (Red por los Derechos de la Infancia en México). En estrictos términos legales y de acuerdo con los criterios internacionales en la materia, esta situación se clasifica como un conflicto armado de índole no internacional.

El responsable directo de esta grave situación es Felipe Calderón. Fue él quien declaró una guerra en el país y decidió utilizar al Ejército y la Marina para atacar selectivamente los cárteles de la droga. Fue el Ejecutivo quien de forma obstinada prosiguió con esta estrategia bélica a pesar de que diversos órganos de la ONU le han solicitado suspender la utilización de los militares en tareas policiacas, recientemente el Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la ONU, en marzo de 2011.

Como han documentado diversos informes sobre derechos humanos elaborados por organismos como Amnistía Internacional, el Ejército Mexicano ha llegado al extremo de asesinar y torturar a civiles completamente ajenos al conflicto, en retenes militares y durante sus operativos. Además, ha intentado encubrir estos hechos para garantizar impunidad a los responsables. Recordemos al respecto el caso de los estudiantes asesinados en el Tec de Monterrey el 19 de marzo de 2010, señalado por la CNDH en su recomendación 45/2010.

Las fuerzas armadas también han dejado impune la violación sexual de mujeres indígenas cometida por soldados durante sus operativos, con lo que ha fomentado el empleo de tan deleznable práctica (caso Fernández Ortega y otrosvs. México, así como el caso Rosendo Cantú y otra vs. México –Corte Interamericana de Derechos Humanos).

Por su parte los cárteles de la droga también practican terribles crímenes contra la población civil. Reclutan niños menores de 15 años de edad para convertirlos en sicarios. Se estima que entre 30 y 43 mil menores de edad han sido reclutados por grupos criminales. Además, los ataques a los centros de rehabilitación de enfermos y adictos a las drogas se han generalizado. Los arteros ataques del 26 de junio en Durango, el 5 de diciembre y 10 de junio en Ciudad Juárez, Chihuahua –todos en 2010– son sólo tres ejemplos.

Los tribunales de nuestro país se encuentran prácticamente impedidos para juzgar al Ejecutivo Federal (artículo 108 onstitucional). A ello se añade la falta de autonomía de la PGR, lo que se traduce en impunidad a los funcionarios civiles y militares responsables de esta crisis.

Tampoco es viable someter a la justicia nacional a los soldados responsables de violaciones, torturas, desapariciones y asesinatos debido al inaceptable alcance del fuero militar, que permite que estos hechos sean juzgados por tribunales militares (artículo 57 Código de Justicia Militar). La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha señalado contundentemente que la jurisdicción penal militar no es competente para investigar, juzgar y sancionar a los autores de violaciones de derechos humanos (caso Radilla Pacheco vs.México), pero Calderón se ha opuesto a cumplir con las sentencias que ordenan modificar el marco jurídico para adaptarlo a los estándares internacionales.

Ante la imposibilidad de juzgar a los violadores de los derechos humanos en nuestro propio país es urgente que hoy, bajo el principio de complementariedad, acudamos a la Corte Penal Internacional (CPI). Ello parece difícil dado que la Constitución señala que es el Ejecutivo (con aprobación del Senado) quien reconoce la competencia de la CPI. Sin embargo ninguna norma de derecho interno puede invocarse para incumplir obligaciones contraídas en el ámbito internacional (Convención de Viena sobre el derecho de los tratados, artículo 27) por lo que cuando Calderón y sus mandos militares las invoquen, sus argumentos serán rechazados por la CPI.

Para robustecer esta denuncia hace falta que participen la población y los defensores de derechos humanos del país. Por ejemplo, habría que incluir en el expediente de denuncia las declaraciones de los familiares de quienes han sido asesinados en operativos militares. Además, la mayor cantidad posible de ciudadanos mexicanos debemos firmar la petición que exige ante la CPI, detener el derramamiento de sangre. Contamos ya con miles de firmas recabadas en la marcha del 8 de mayo pero todavía es tiempo de que nuevas firmas respalden la denuncia.

Calderón ordenó el empleo de estrategias anticonstitucionales y violatorias del derecho internacional para combatir al narcotráfico y ello ha llevado a la sistemática violación de los derechos humanos en nuestro país. Bajo el artículo 8 párrafo 2, inciso c, numerales I y IV, así como el inciso e, numerales I, IV y VII del Estatuto de Roma, debe ser juzgado por crímenes de guerra en la CPI.

http://twitter.com/@elNetza Petición disponible en: http://nomassangre.mx

viernes, 6 de mayo de 2011

CONTINÚA LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN OAXACA

BOLETIN DE PRENSA

CONTINÚA LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN OAXACA



Aumenta violencia de género y se agrava feminicidio en Oaxaca.
Las mujeres no pueden esperar ante la violencia, son vidas que se arrebatan.
Organizaciones civiles demandan al gobierno de alternancia una respuesta ¡YA¡
Como lo hicimos en el sexenio pasado, las organizaciones feministas, de mujeres y civiles de Oaxaca preocupadas por los derechos de las mujeres, denunciamos y condenamos el asesinato de 25 mujeres, la impunidad, la falta de debida diligencia, las omisiones evidentes y la falta de relevancia del fenómeno de feminicidio en los primeros cinco meses de la administración que encabeza el gobernador Gabino Cué Monteagudo.

Durante el sexenio de Ulises Ruíz 276 mujeres fueron asesinadas, cerca de 46 mujeres cada año, siendo las regiones con más alto índice de asesinatos Valles Centrales, Istmo, Costa y Mixteca, según el recuento hemerográfico realizado por el Colectivo Huaxyacac, durante estos seis años.

El feminicidio, está conformado por un conjunto de hechos violentos misóginos contra las mujeres que implican la violación a sus derechos humanos, atentan contra su seguridad y ponen en riesgo su vida. Culmina con el asesinato porque las autoridades omisas, negligentes, o coludidas con agresores ejercen sobre las mujeres violencia institucional al obstaculizar su acceso a la justicia y con ello se contribuye a la impunidad[1].

El feminicidio conlleva a la ruptura del Estado de derecho ya que el estado es incapaz de garantizar la vida de las mujeres, de actuar con legalidad y de procurar justicia. EL FEMINICIO ES UN CRIMEN DE ESTADO.

En lo que va el gobierno de Gabino Cué han sido asesinadas 25 mujeres, a lo que se suma la represión brutal a mujeres en el municipio de Textitlán por parte de policías estatales y militares, el abuso sexual de dos mujeres en un camión durante el asalto por delincuentes a plena luz del día en Santa Rosa Panzacola, una niña de 10 años violada y colgada en el tendero de su domicilio en Zaachila, solo por mencionar algunos casos, la muerte materna de una mujer en Tuxtepec por negligencia medica, No se quedan atrás la lentitud y torpeza de la actuación de los Juzgados en materia penal y familiar cuando tienen en su haber casos de feminicidios, violencia intrafamiliar, violación, acoso sexual, pensión alimenticia, divorcios, etc. Además de la ausencia de mecanismos para la implementación de medidas de protección para las mujeres que sufren violencia, que podrían poner a salvo a las mujeres de sus agresores.

No dejaremos de mencionar los grandes pendientes de nuestra historia reciente: dar con el paradero de Virginia y Daniela Ortiz Ramírez, el castigo a los responsables de que hoy hayan viudas y huérfanos, a los responsables de la detención arbitraria y de los tratos crueles inhumanos, degradantes y tortura de que fueron víctimas 38 mujeres que fueron trasladas al penal de Nayarit, criminalización y persecución a defensoras de Derechos Humanos en el marco de la cruenta represión del 2006.

Con preocupación, las organizaciones civiles, feministas y de mujeres hemos dado seguimiento a las promesas y compromisos del gobernador Gabino Cué, quién se comprometió a “gestionar y canalizar por lo menos 590 millones de pesos en el primer año de gobierno en apoyo a las mujeres”[2], sin que hasta el momento existan recursos para implementar numerosas acciones urgentes en materia de violencia contra las mujeres.

El 8 de marzo también anunció la creación de la Subprocuraduría de Atención a la Violencia de Género contra las Mujeres,”con recursos suficientes”, sin que hasta la fecha exista el decreto de su creación y menos el aumento de recursos que anunció. Contrariamente a lo dicho, persisten las pésimas condiciones en que funciona la Fiscalía Especializada en Violencia contra la Mujer, lo cual pone en evidencia el nivel de importancia que tiene la procuración de justicia para este Gobierno.

También ese 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se instaló simbólicamente el Consejo Estatal para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia de Género Contra las Mujeres, tal como lo contempla la Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género, desde entonces sus integrantes no se han reunido formalmente para tomar acciones frente a la grave situación que afecta a las mujeres oaxaqueñas.

Recientemente, se aprobó una reforma constitucional en Oaxaca que carece de una perspectiva de Género, en la que no fueron tomadas en cuenta las propuestas ciudadanas planteadas por los organismos de mujeres y otras instancias de la sociedad civil a fin de garantizar la ciudadanía de las mujeres. De nueva cuenta para el ejecutivo y legisladores/as al parecer no existimos, de la misma forma en que pasaba en anteriores gobiernos.

En Marzo pasado, la Cámara de Diputados Federal exhortó a las Procuradurías General de la República y de Oaxaca a investigar la presencia de una red de pederastia y, pornografía infantil que opera en la entidad oaxaqueña, evidenciada a partir del caso del Instituto San Felipe hace ya más de cuatro años, sin que hasta ahora se presenten resultados, y los violadores gozan de la impunidad que se campea en Oaxaca.

Lamentamos el papel de los y las integrantes de la LXI Legislatura del Estado, que concluyeron un primer periodo ordinario de sesiones sin siquiera discutir cual será su agenda en materia de derechos humanos de las Mujeres; lamentablemente muchas serán maltratadas, violentada y asesinadas. Las estadísticas hablan por si solas[3]:

· El 46.0 por ciento de las mujeres oaxaqueñas casadas o unidas han sido objeto de violencia por parte de su pareja a lo largo de su relación.

· Más de una cuarta parte (28.4%), equivalente a 94,157 mujeres han padecido violencia extrema por parte de su pareja, de ellas:

40.4 por ciento han requerido de atención médica para superar los daños ocasionados por las agresiones.
26.0 por ciento son mujeres cuya pareja ha usado su fuerza física para obligarlas a tener relaciones sexuales.


· De 184,578 mujeres casadas o unidas que son violentadas por su pareja de manera física y/o sexual, sólo 15.4% han denunciado los hechos, mientras que 84.6% no han acudido ante ninguna autoridad porque: piensan que la agresión no tuvo importancia (45.6%), miedo (42.7%), por vergüenza (33.6%), porque no confían en las autoridades (19.8%).



· En la entidad, 40.0% de las mujeres casadas o unidas hablan lengua indígena; de ellas, 39.9% fueron violentadas por su esposo o pareja a lo largo de su relación: 80.4% recibieron agresiones emocionales, 56.5% económicas, 53.9% físicas, 21.9% sexuales.



· De acuerdo a los reportes oficiales y del Colectivo Huaxyacac, del año 1999 al 2010 sexenios de José Murat y Ulises Ruíz fueron asesinadas en Oaxaca 654 mujeres. A estas dolorosas cifras tenemos aún que agregar la violencia que por motivos políticos enfrentaron mujeres comprometidas con la transformación democrática durante el pasado régimen político: mujeres presas y viudas.

La realidad es contundente, desgraciadamente la crisis estructural y política por la que atraviesa el estado, así como la falta de sensibilidad de esta administración, desquebraja el tejido social y profundiza la inequidad y desigualdad. El país se encuentra sumido en una profunda crisis de gobernabilidad donde la ciudadanía y las mujeres esta a disposición de la violencia ejercida por la delincuencia organizada y las instituciones públicas, al amparo de la corrupción e impunidad, Oaxaca no escapa de esta crisis de estado.

Es momento de que la tan anhelada alternancia de señales claras y contundentes de que podemos transitar a la democracia, estamos hartas de la corrupción, de los asesinatos contra mujeres y niñas, de la persecución a defensoras de derechos humanos, de la impunidad de pederastas libres, de violadores sin castigo, de la permisibilidad que el estado da a la agresión contra las mujeres.

Las mujeres oaxaqueñas sumamos nuestras voces a la indignación nacional, denunciamos la violencia en el País y nos súmanos a las acciones convocadas por Javier Sicilia y cientos de organizaciones, que hoy inician las marcha por la paz y por el YA BASTA a la violencia.

Desde Oaxaca nosotras al mismo tiempo manifestamos:

No toleramos la violencia contra las mujeres, en el sexenio de Ulises Ruiz donde fueron asesinadas más de 256 mujeres, tampoco la aceptaremos en este gobierno de alternancia, por lo que exigimos una respuesta clara y contundente frente a la gravedad de la situación ya que comparativamente en el mismo periodo de inicio de ambas gestiones, la cifra de mujeres asesinadas por el hecho de ser mujeres, ha sido superada en la actual administración.
· Exigimos una reunión urgente del El Consejo Estatal para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia de Género Contra las Mujeres y participar como especialistas con derecho a voz; tal como lo contempla el artículo 39 de la Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género.

Exigimos al Congreso local realizar de manera urgente una reforma integral de las leyes y normatividades correspondientes para prevenir, erradicar y sancionar todo tipo de violencia contra las mujeres en el estado de Oaxaca: urge tipificar el delito de el Feminicidio, considerar a la violencia intrafamiliar como delito grave, establecerla como causal de perdida de patria potestad y castigar a los padres que incumplen con su obligación de dar pensión alimenticia, tipificar el delito de violencia obstétrica que se comete contra las mujeres durante el proceso de embarazo, parto y puerperio, que los actos de violencia de género contra las mujeres cometidos por servidores públicos consideren la elevación de las penas hasta en una mitad, así como contar con presupuesto etiquetado suficiente en cada dependencia y en los distintos niveles del gobierno para generar acciones de prevención y atención a la violencia de género.
Exigimos un informe sobre las investigaciones sobre la presencia de una red de pederastia, pornografía infantil y de tráfico de influencias, tal como lo exigió el Congreso Federal en marzo pasado. Exigimos se investigue y sancione a quienes acosan y violan a niñas y niños, con total impunidad.
Hacemos un llamado a los maestros de la Sección 22 para que se pronuncien ante la violencia física, sexual y psicológica de niñas y niños en comunidades oaxaqueñas por parte de maestros, tomen las medidas necesarias y sanciones a los responsables, terminando así con la impunidad que los ha encubierto durante años.
· Hacemos un llamado a las organizaciones civiles y sociales a unir esfuerzos para impulsar una real transición a la democracia y no sólo una alternancia que deje intactas las estructuras de impunidad y corrupción hasta ahora existentes.

· Hacemos un llamado a la comunidad Internacional, a la solidaridad nacional y local para denunciar la impunidad y violencia contra las mujeres en Oaxaca.

Oaxaca de Juárez Oaxaca a 5 de Mayo del 2011.

¡No más mujeres asesinadas!

¡No más sangre de oaxaqueñas al amparo de la injusticia y la impunidad!

¡Plenas garantías al derecho de las mujeres a una vida sin violencia!

¡No más simulación queremos Acción!

Colectivo Huaxyacac, Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, Diversidades y No Discriminación, Servicios para una Educación Alternativa-EDUCA, Iniciativas para el Desarrollo de la Mujer Oaxaqueña-IDEMO, Lunas del Sur, Grupo de Mujeres 8 de Marzo, Liga Mexicana para la Defensa de los Derechos Humanos filial Oaxaca, Ixmucane, Colectivo Mujer Nueva, Red de Género y Medio Ambiente, Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez de Oaxaca-UNOSJO, Mujeres Organizadas Yuubani, Red de Mujeres Mixes, Centro para los Derechos de la Mujer Nääxwiin, Diáspora Feminista, Nueve Lunas, Tianguis Indígena, Alianza Cívica Pinotepa Nacional, Círculo profesional para la Formación con Equidad de Género Nduva Ndandi, Colectivo Bolivariano, Colectivo Feminista Mujeres Lilas, Babelarte, Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto, Grupo Mesófilo, Centro de Apoyo al Movimiento Popular de Oaxaca-CAMPO, Consejo Democrático, Tequio Jurídico, CódigoDH, Defensores Oaxaqueños por los Derechos Humanos “Isabel”, Enlace, Comunicación y Capacitación A.C, Red de la Diversidad sexual, Diáspora Feminista, Red Nacional de Jóvenes Católicos por el Derecho a Decidir, Colectivo Mujer de Oaxaca, Organización de Pueblos Indígenas Zapotecos, comité de Familiares de Asesinados y presos políticos de Oaxaca, Lunas del Sur, Grupo de Estudios sobre la “Rosario Castellanos”, Red en Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos Ddser, Servicios del Pueblo Mixe, Comisión Magisterial de Derechos Humanos COMADH, Frente Estatal de Victimas contra la Represión FEVIR.







--------------------------------------------------------------------------------

[1] Violencia Femicida en Oaxaca, informe elaborado por la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión LIX Legislatura por la Comisión para conocer y dar seguimiento a las investigaciones relacionados con los feminicidio de la República Mexicana y a la Procuración de Justicia Vinculada.

[2] Nuevo Pacto Social con Espíritu Juarista en Oaxaca. Reflexiones y compromisos de Gabino Cué Monteagudo, Junio 2010, Pág.34.

[3] Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Panorama de violencia contra las mujeres (Oaxaca). Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, ENDIREH 2006, México, INEGI. 2008






&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Yesica Sànchez Maya.
Directora Adjunta del
Consorcio para el Dialogo Parlamentario
y la Equidad Oaxaca A.C.
Domicilio: Santo Tomás 209, Barrio Xochimilco,
Oaxaca. C.P. 68040
Tel: + 1328996
Móvil: 044 951124 0902
E-mail: yesica@consorciooaxaca.org.mx
www.consorciooaxaca.org.mx