En Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva (SHSSR) ofrecemos servicios médicos, psicológicos y legales de alta calidad y bajo costo. Puede acudir con nosotras para recibir orientación y atención para la interrupción legal del embarazo. Nuestros servicios son de alta especialidad médica y primera en su tipo en el sureste mexicano.

martes, 22 de marzo de 2011

DIA INTERNACIONAL CONTRA TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACION RACIAL

Declaración Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, RSMLAC



21 de Marzo. Día Internacional contra todas las Formas de Discriminación Racial











Cada año se conmemora un día de acción global para exigir el fin de las distintas expresiones de discriminación racial que afectan a millones de mujeres y hombres en todas las regiones, aunque es evidente que el racismo es un fenómeno tan extendido y de tan graves consecuencias, que requiere una respuesta sólida y constante desde todos los sectores sociales para enfrentar y corregir los hechos que conllevan una forma de discriminación por razones de raza o etnia, sea sutil o explícita.

Por otra parte, cada vez es más evidente que el racismo tiene un impacto específico y diferenciado en las mujeres, ya que se entrecruza y potencia con la histórica discriminación por razones de género que las afecta, agravando, por lo tanto, su condición de exclusión y subordinación social. Y esta es, sin duda, una situación muy marcada en nuestra región latinoamericana y caribeña.

Efectivamente, nuestra América es indígena, es negra y mestiza. Habitan en ella más de 150 millones de afrodescendientes y alrededor de 50 millones de indígenas de distintas etnias, siendo más numerosos en algunos países y subregiones, donde sus costumbres ancestrales y su cultura se perciben en todos los ámbitos de la vida social.



Y de este gran total de indígenas y afrodescendientes, un alto porcentaje corresponde a mujeres. Mujeres que reclaman de los Estados, de las instituciones, de la sociedad en general, el reconocimiento de su doble y triple marginación: por ser indígenas o negras, por ser mujeres, y muchas veces por ser mayormente pobres. Esto se refleja en su mayor vulnerabilidad respecto de la violencia en sus distintas expresiones, en tanto que sus indicadores de salud son siempre más precarios. Asimismo, tienen menor acceso y en condiciones más desventajosas al mercado laboral, a la educación y la capacitación; y su participación social y política es más limitada; etc.



Es importante destacar, por otra parte, que en las últimas décadas se han aprobado numerosos instrumentos jurídicos en el ámbito de Naciones Unidas, los que han permitido avanzar en el enfrentamiento de esta lacra constituida por el racismo, la discriminación y la violencia étnica, fenómenos todos estrechamente interconectados. Algunos de ellos son:



Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio - 1948

Declaración sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial - 1963

Convención Internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial - 1965

21 de marzo designado Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial – 1966

Convención Internacional para la Represión y el Castigo del Crimen de Apartheid - 1973



Otros hitos a mencionar son:



Primer Decenio de la Lucha contra el Racismo y la Discriminación Racial 1973-1982

Primera Conferencia Mundial para Combatir el Racismo y la Discriminación Racial , Ginebra 1978

Segunda Conferencia Mundial para Combatir el Racismo y la Discriminación Racial, Ginebra 1983

Segundo Decenio de la Lucha contra el Racismo y la Discriminación Racial l983-l992

Tercer Decenio de la Lucha contra el Racismo y la Discriminación Racial 1994-2003

Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia 2001, Durban

En 1998, la Asamblea General de la ONU decidió proclamar 2001 como Año Internacional de la Movilización contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, en coincidencia con la mencionada Conferencia de Durban, la que fue un hito para lograr una mayor visibilidad de esta situación. Efectivamente, en su proceso preparatorio y conferencia final como nunca antes se abordaron las problemáticas de los distintos colectivos humanos afectados por el racismo, la xenofobia y la discriminación. Y de hecho las mujeres tuvieron una destacada participación, haciendo notar el cruce de discriminaciones por razones de género, raza y etnia, y también por condición social. Este año 2011 marca la primera década desde su realización, por lo cual se hará una revisión de la implementación de sus acuerdos.

Sin embargo, y a pesar de este enorme acumulado, no se puede obviar el hecho de que en los últimos años se ha registrado un recrudecimiento brutal de la intolerancia, discriminación, racismo y xenofobia, lo que demuestra que los orígenes de estas lacras no solo pueden explicarse por razones históricas sino que también por fenómenos muy actuales y frente a los cuales debemos tener una postura de total rechazo y condena.

Efectivamente, los modelos de desarrollo con sesgo neoliberal capitalista instalados en la mayor parte de las regiones, han contribuido a niveles de exclusión y violencia cada vez mayores, con efectos gravísimos en amplios sectores de la población, entre ellos las comunidades indígenas, de afrodescendientes, inmigrantes, etc., y por supuesto, con consecuencias diferenciadas en las mujeres.

Es urgente, por lo tanto, un compromiso social amplio y decidido para erradicar este fenómeno e instaurar nuevas formas de convivencia, basadas en el respeto efectivo a los derechos humanos universales de todas las personas, más allá de su raza, etnia, edad, sexo, orientación e identidad sexual, condición socioeconómica, condición migratoria, lugar de residencia, capacidades diferentes o cualquier otra característica.

Por lo tanto, la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, RSMLAC, se une a esta fecha emblemática, y se compromete a entregar sus mejores esfuerzos para aportar a la construcción de una sociedad inclusiva con justicia social, política, económica, antirracista y de género; con equidad e igualdad, en la cual prevalezca la libertad, la paz, la no discriminación y la solidaridad.

Es significativo, por último, que 2011 se haya declarado por Naciones Unidas como el Año Internacional de las y los Afrodescendientes, población que está ampliamente representada en nuestra membresía diversa.

No hay comentarios: