En Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva (SHSSR) ofrecemos servicios médicos, psicológicos y legales de alta calidad y bajo costo. Puede acudir con nosotras para recibir orientación y atención para la interrupción legal del embarazo. Nuestros servicios son de alta especialidad médica y primera en su tipo en el sureste mexicano.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Funcionarios de la Universidad de Michigan Visitan SHSSR

Brindarán apoyo a Unasse


Impresiona a investigadores de la Universidad de Michigan las acciones de la clínica de Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva en comunidades de escasos recursos y en grupos vulnerables
La falta de recursos para extender las investigaciones no ha frenado la labor que la clínica de Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva ha realizado en comunidades de escasos recursos y en grupos vulnerables e incluso en los que las instituciones médicas no atienden por ciertos prejuicios, señaló la doctora Sandra Peniche Quintal ante investigadores de la Universidad de Michigan.
Al ver el trabajo que se ha hecho de algunos años a la fecha, Reza Nassiri, director del Instituto Internacional de la Salud de la Universidad de Michigan, ofreció recursos para la publicación de las investigaciones de Peniche Quintal e incluso para extender los trabajos a otras ramas.
Junto con Roberto Blake, director del Instituto de Estudios Latinoamericanos y del Caribe, y la investigadora Judith Ortega Canto, Nassiri visitó ayer por la tarde la clínica de UNASSE, donde conoció la labor que se hace para proveer servicios de alta calidad y precio justo en salud sexual y reproductiva, desde la perspectiva feminista.
Peniche Quintal, acompañada de Amelia Ojeda Sosa y Consuelo Ramírez, abogada y psicóloga, respectivamente, mostró lo que llevan a cabo para que la gente tenga salud con enfoque de género y basados en los derechos humanos.
Ojeda Sosa explicó que UNASSE es una organización que trabaja desde tres frentes: el médico, el psicológico y el legal, y que acude a las comunidades a atender la salud en esos tres rubros de las personas de escasos recursos, pero lamentablemente carece del apoyo de numerosas instituciones.
Peniche Quintal explicó que el proyecto nació a partir de una necesidad de las mujeres de atender su salud sexual y reproductiva, no solamente de curar las enfermedades, sino de que gocen de bienestar.
“En Yucatán tenemos fama de contar con una muy buena medicina, pero la salud de las mujeres era algo descuidado y por eso tenemos altos índices de cáncer cervico-uterino y tenemos una mortalidad muy arriba de la media por preclamsia y clamsia, además de que existe el VIH Sida y estamos en el cuarto o quinto lugar en virus de papiloma humano (VPH)”, anotó.
Explicó que como han podido ha realizado investigaciones, por ejemplo, una en 150 hombres y 150 mujeres para saber la asociación de VIH con VPH y detectaron un alto grado de contaminación de virus de VPH de los tipos 43, 41, 55, 56 y 58.
“Lamentablemente el sector salud no se ocupa de los hombres, sólo de las mujeres y es importantísimo que trabajemos con los varones, pues son ellos los que propagan esos virus”, anotó la especialista.
Es por ello que Nassiri ofreció el apoyo no sólo para la publicación del libro sino para un intercambio de profesores y estudiantes de la Universidad de Michigan que puedan venir a aprender pero también a ayudar y a colaborar en la tarea que se realiza desde los tres ámbitos, porque la gente tiene derecho a sentirse bien, contenta y a procurarse bienestar.
Peniche Quintal informó que no solamente se atienden ahí esos casos, sino que se da atención en casos de violaciones, abortos, asesoramiento y consejería en salud y en derechos sexuales y reproductivos, además de todos los servicios que da una clínica de su tipo, siendo prácticamente la única que hay en Mérida y que cuenta con una amplia demanda porque se le sirve a la sociedad con calidad, confidencialidad y sobre todo sin discriminación.
(Rafael Gómez Chi)

martes, 28 de septiembre de 2010

Yo Aborto, Tú Abortas, NADIE MAS CALLA

28 de setiembre día latinoamericano y caribeño por el aborto
legal y seguro.
Yo aborto, tu abortas, nadie más se calla
JUANA TIENE 20 AÑOS es madre de hijos de dos y tres años. El mayor vive con ella y el
más chico con la abuela. Ambos niños sufren de parálisis cerebral. Ella no tiene
trabajo ni otros recursos; su pobreza es extrema. Fue a una policlínica donde recibió
asesoramiento sobre cómo interrumpir el embarazo sin riesgo y eso fue todo. Por eso,
después de la consulta, peregrinó por las organizaciones sociales de su barrio:
abrazada a su hijo enfermo pedía ayuda para abortar. Al cabo de cuatro semanas una
asistente social se conmovió y organizó una colecta que permitió a Juana acceder al
misoprostol. Juliana abortó en la semana doce de gestación.
MARÍA TIENE 32 AÑOS y para su familia era imposible sostener otro hijo en el momento
que quedó embarazada. Con relativa facilidad pudo obtener información sobre cómo
abortar sin riesgo, pero para acceder al misoprostol necesitó llegar a una oculta red
solidaria. Desde la semana siete hasta la trece se realizó diez intervenciones con el
medicamento. Fueron diez madrugadas de soledad, buscando cualquier señal de su
cuerpo. Fueron diez madrugadas de clandestinidad médica y omisión de asistencia.
ROMINA TIENE 18 AÑOS, Su madre y sus hermanas trabajan para que ella estudie. En la
casa están orgullosas de lo bien que le va en el liceo. Romina quedó embarazada y el
miedo le robó la palabra. No pudo decir nada; no pudo comer más y llegó a un intento
de suicidio por el que fue internada. Pasados tres días le dieron el alta, y de vuelta en
su casa logró compartir su drama. Las hermanas se movilizaron; contra reloj hicieron
la consulta y consiguieron el medicamento. Romina se colocó las pastillas y esperó:
primero llegó el dolor, después los vómitos, la diarrea y la fiebre; al final fue el alivio.
CRISTINA TIENE 44 AÑOS, hijos grandes y una nieta. Un nuevo embarazo la sorprendió
tanto a ella como a su marido. Después de mucha vuelta decidieron no continuarlo.
Fue a la casa de una vecina que entrega pastillas en el barrio, quien le indicó dónde ir.
El día de la consulta en el [Hospital] Pereira [Rossell] una mujer la abordó en la sala
de espera y le ofreció misoprostol. Cobraba tres mil pesos por cuatro pastillas; de
momento intercambiaron teléfonos. Cristina, después de recibir del Hospital nada más
que información, consiguió un préstamo, arregló el encuentro y se hizo con las
pastillas.
MARIANA TIENE 19 AÑOS y está decidida a no continuar un embarazo que la sorprendió.
Ella y su novio organizan una reunión con las familias de ambos para explicar la
situación y pedir ayuda. Viven en uno de los departamentos del interior donde ningún
servicio de salud brinda asesoramiento. Las familias llaman a distintos contactos hasta
que logran dar con alguien que les orienta. Entonces, Mariana y su padre viajan a
Montevideo donde hacen la consulta médica y consiguen misoprostol. De vuelta,
siguiendo las instrucciones se coloca el medicamento. Sin dolor, sin síntoma alguno,
Mariana sangra por tres días. Al cuarto día un dolor intenso pone en alerta a la familia.
Inmediatamente acuden a la emergencia donde queda internada por complicaciones
hasta que la consideran fuera de peligro. “Hasta ahora no me había dado cuenta hasta
dónde se equivocó Tabaré con el veto”, repite una y otra vez el padre.
ALICIA TIENE 20 AÑOS, su pareja 21 y su hijo apenas uno. Viven todos en la casa de su
suegra en un barrio de trabajadores pobres cerca de Montevideo. Cuando se sabe
nuevamente embarazada consulta con su compañero y asumen que en ese momento
sería una irresponsabilidad meter otro niño en su mundo. Van a una consulta de
asesoramiento en el [Hospital] Pereira [Rossell] y vuelven sin saber por dónde
empezar a resolver lo práctico. Pasaron muchas semanas antes que pudieran
conseguir el misoprostol. No hablaron de su situación ni la decisión con nadie. Cuando
consiguieron las pastillas Alicia se las colocó como le indicaron hacerlo, pero oculta en
el baño para que su suegra no la viera, y cuando su esposo estaba trabajando. Como
cursaba la semana diecisiete de gestación, la evacuación fue rápida, violenta y
dolorosa en más de un sentido. La suegra sintió las quejas, vió la sangre en el suelo y
llamó al 911 para que la asistieran. Iba a llegar más rápido que la asistencia médica.
El Estado uruguayo asesoró a Alicia sobre cómo abortar sin riesgo, y el mismo Estado
uruguayo la detuvo, incomunicó y sometió a la justicia penal por hacerlo.
ESTAS Y MUCHAS OTRAS SITUACIONES SIMILARES OCURRIERON EN NUESTRO PAÍS ESTE AÑO
LAS CONOCEMOS A TRAVÉS DE LAS PROTAGONISTAS, SUS FAMILIARES, O QUIENES LAS AYUDARON
MIENTRAS SE LEEN ESTAS HISTORIAS, SE ESTÁN PRODUCIENDO OTRAS DE IGUAL CONTENIDO
POR ESO ES URGENTE QUE SE DESPENALICE EL ABORTO
En noviembre de 2010, cuando se cumplan tres años desde que el Presidente
Tabaré Vázquez vetó el capítulo II de la Ley de Defensa del derecho a la Salud
Sexual y Reproductiva que despenalizaba el aborto, probablemente unas cien
mil mujeres habrán abortado de maneras similares a las que hoy compartimos
con ustedes.
Es posible que algunos cientos de ellas hayan accedido a mejores condiciones
sanitarias o a acompañamiento para interrumpir sus embarazos, pero la parte
más vulnerable de nuestra sociedad carece de esas posibilidades.
Cuando se necesita interrumpir un embarazo, ser mujer es ser vulnerable,
porque ellas deben afrontar la decisión de asumir una conducta delictiva o ser
madre forzada. La criminalización del aborto coloca a las mujeres en esa
disyuntiva inmoral.
El Presidente de la República se comprometió a no vetar la despenalización del
aborto, así como siendo legislador la acompañó cada vez que estuvo sobre la
mesa. Para que el Presidente pueda no vetar, el Parlamento debe votar.
Cotidiano Mujer
Ovejas Negras
Pro Derechos
RUDA

28 DE SEPT. DIA INTERNACIONAL POR LA DESPENALIZACION DEL ABORTO EN LAC

28 de septiembre.

Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe



Declaración Pública

MATERNIDAD LIBRE y SEGURA PARA TODAS

Por el Derecho a la Interrupción Libre del Embarazo




La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela reconoce y garantiza el ejercicio de los Derechos Humanos de las Mujeres sin ninguna discriminación, de los que forman parte los derechos sexuales y reproductivos, que incluyen decidir libre y responsablemente el número de hijos e hijas. El Art. 76 de la CRBV garantiza la protección integral a la maternidad, establece el derecho a decidir el número de hijos y a disponer de la información y de los medios que aseguren el ejercicio de este derecho.

La maternidad voluntaria y libre, protegida y apoyada socialmente es derecho humano fundamental, que se construye con el derecho a la integridad y soberanía sobre el propio cuerpo de todas las mujeres. Implica reconocer a las mujeres como sujetos sociales como personas con autonomía y agentes morales capaces de decidir si desean o no ser madres, el número de hijos, el espacio entre los nacimientos y con libertad para continuar o interrumpir embarazos. Esta decisión debe ser soberana y pertenece exclusivamente a las mujeres embarazadas, sin interferencia por parte del Estado o de terceros.

Todas las mujeres queremos una maternidad deseada con alegría, vital y segura, no forzada por leyes ni obligada por imperativos ideológicos cargados de prejuicios, hipocresía y desconocimiento. En esto, el Estado venezolano está en deuda con las mujeres y su dignidad como personas y sujetas de derechos, y toda la sociedad está involucrada en resolver el grave problema de justicia y de salud que significa la vigente penalización del aborto.

Destacamos que la construcción de una sociedad humanista no será posible mientras las mujeres, especialmente las más pobres, continúen muriendo por interrupciones clandestinas de embarazo y sean objeto de condenas y castigos. Las muertes por aborto y la cárcel por aborto son un oprobio para la vida social venezolana. Se trata de injusticia clara y manifiesta.

Las mujeres venezolanas merecemos que se nos reconozca soberanía de decisión sobre nuestros cuerpos, y la comprensión de que detrás de un aborto inducido hay embarazos que fueron forzados, falta de acceso a la anticoncepción o falla de algún método, pobreza y abandono, irresponsabilidad paterna, enfermedades de la mujer o gestaciones con graves malformaciones, entre otros motivos. Las mujeres pobres son la mayoría de las que mueren o quedan gravemente lesionadas en las interrupciones inseguras del embarazo, y lejos de ser criminales, son víctimas del modo de organización de la sociedad. Su principal pecado es ser mujeres pobres.

Llamamos a la reflexión sobre algunas realidades de la interrupción del embarazo:

· La interrupción del embarazo tiene una larga historia de prohibición que sólo consigue hacer su práctica insegura y peligrosa, dando lugar a un negocio rentable que niega el derecho a la salud a las mujeres pobres exponiéndolas a graves consecuencias, incluso la muerte.

· La ilegalidad de la interrupción del embarazo transforma un acto de decisión personal en un acto criminal.

· La interrupción del embarazo es una decisión personal tomada habitualmente como último recurso.

· La penalización de la interrupción del embarazo discrimina a las mujeres frente a los hombres. Los hombres abandonan, las mujeres abortan.

· Las mujeres quedamos embarazadas contra nuestra voluntad, pero no lo hacemos solas: detrás de cada embarazo interrumpido hay una historia de irresponsabilidad, inconsciencia o predominio de un modelo sexual de dominación masculina.

· Graves consecuencias biológicas, sociales, psicológicas derivan de embarazos forzados.

· En la interrupción del embarazo subyace la complejidad de la sexualidad humana, en cuya comprensión tienen mucho que aportar los saberes ancestrales de las mujeres y los avances de la ciencia.

· El estado no debe obligar a las mujeres a tener hijos no deseados y menos recurriendo al Código Penal.

· El estado venezolano es laico y debe legislar como tal, sin presiones religiosas, ni prejuicios oscurantistas.

Las feministas venezolanas organizadas en redes y colectivos sociales, reclamamos un nuevo Código Penal sin discriminación sexual y de género, que despenalice y abra el acceso a una interrupción del embarazo legal, segura y gratuita como una demanda de derechos humanos, de justicia social y de salud pública.

Sólo poniendo fin a la indignidad del aborto clandestino, se acabará el drama de las muertes maternas por esta causa, se garantizará el ejercicio de la maternidad libre y segura, se resguardará la salud y vida de las mujeres, y el bienestar de sus familias.



La maternidad no se impone, se respeta y se apoya.

Por el derecho a la soberanía del cuerpo femenino.

Sin derecho a elegir no hay libertad: Legalización del aborto YA.

Por el Derecho a Decidir abortemos la hipocresía



Caracas, 28 de septiembre 2010

Araña Feminista

Red de los Colectivos de Mujeres en Venezuela

http://encuentrofeminista.weebly.com/

lunes, 13 de septiembre de 2010

Declaración de la Red Iberoamericana de Organismos y Organizaciones contra la Discriminación

México DF, septiembre 13 de 2010.
Declaración de la Red Iberoamericana de Organismos y Organizaciones contra la Discriminación

Reunidos en la Ciudad de México con motivo de la realización de la Segunda Reunión Ordinaria, las y los miembros de la Red Iberoamericana de Organismos y Organizaciones contra la Discriminación (RIOOD) manifestaron a través de una declaratoria su preocupación y rechazo a la creciente espiral de desigualdad social en la región.

A continuación se anexa la Declaratoria del 8 de septiembre de 2010, en la cual las instancias refrendaron su compromiso de combatir la discriminación mediante la vinculación, el intercambio de información, profesionalización y la articulación para dar mayor relevancia al tema de la no discriminación en toda Iberoamérica impulsando acciones conjuntas en los ámbitos nacionales y regionales.

Declaración de la Ciudad de México

Reunidos en la Ciudad de México con motivo de la realización de la Segunda Reunión Ordinaria, los miembros de la Red Iberoamericana de Organismos y Organizaciones contra la Discriminación (RIOOD), reconocemos que la discriminación obedece a una cultura en la que se niega a personas, grupos y sectores de la población, la ventaja más básica de la democracia: el reconocimiento igualitario de derechos, libertades y oportunidades de todas las personas. Por ello, rechazamos las prácticas cotidianas que niegan lo más elemental de la convivencia humana que es el respeto a la dignidad de todas las personas.

La discriminación se hace presente al volver inalcanzables las oportunidades para que algunas personas puedan satisfacer sus proyectos legítimos de vida. Con la convicción de la necesidad de trabajar conjuntamente en contra de la discriminación, las y los integrantes de la RIOOD refrendamos nuestro compromiso de combatirla mediante la vinculación, el intercambio de información, profesionalización y la articulación para dar mayor relevancia al tema de la discriminación en toda Iberoamérica impulsando acciones conjuntas en los ámbitos nacionales y regionales, exponemos:

1. Nuestra más grande preocupación por las graves violaciones a los derechos humanos en contra de quienes migran sin documentos. Rechazamos todas aquellas legislaciones, como la SB1070 del Estado de Arizona, que criminalizan la migración, fomentan la xenofobia, el racismo y la discriminación y reconocemos la importancia de impulsar la armonización legislativa con las obligaciones internacionales en la materia.

2. Conscientes de las limitantes en el goce de derechos que enfrentan las personas en base a su orientación sexual y/o identidad de género o su expresión; consideramos indispensable que existan políticas públicas y canales para incidir en la cultura social a fin de garantizar el ejercicio de derechos y libertades de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Travesti, Transgénero, Transexual e Intersexual (LGBTTTI).

3. La preocupación sobre los niveles de negación de la situación de discriminación de las personas y pueblos indígenas y afrodescendientes y la consecuente violación a su derecho de gozar en igualdad de condiciones de todos los derechos. El 2011, será el año internacional de los pueblos afrodescendientes y debe marcar un hito en la eliminación de la discriminación racial y propiciar la igualdad de oportunidades para todas las personas.

Con la finalidad de buscar elementos que identifiquen la exclusión para evitar que se hagan cotidianas sus manifestaciones y de dotarnos de herramientas comunes para la erradicación de la discriminación, las y los integrantes de la RIOOD mantendremos un intercambio constante de información sobre las legislaciones anti-discriminación, los datos y los programas y políticas públicas que combatan esta práctica, además de impulsar acciones conjuntas en los ámbitos nacionales y regionales.

INSTANCIAS FIRMANTES:

Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación
Presidencia de la RIOOD
Comisión de Derechos Civiles de Puerto Rico
Defensoría de los Habitantes de Costa Rica
Procuraduría de la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador
Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo de Guatemala;
Secretaría Especial de Políticas de Promoción de la Igualdad Racial en Brasil
Defensoría del Pueblo de Paraguay;
Comunidad Andina
Universidad Sergio Arboleda en Colombia
Instituto Nacional de Estadística de Ecuador
Programa Estado de la Nación de Costa Rica
Instituto Nacional contra la Discriminación, Racismo y la Xenofobia de Argentina
International Lesbian and Gay Association
Foro Intereclesiástico Mexicano
Comunidad Homosexual Argentina
Colectivo Pinotepa de México
México Negro. A.C.
Red de Escuelas Universitarias del Sureste en México

MARCHA POR LA DESPENALIZACION DEL ABORTO

En el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Argentina en 1990, la Asamblea del Movimiento Feminista Latinoamericano, tomando en cuenta que las complicaciones por el aborto inseguro y clandestino constituyen la primera causa de mortalidad de las mujeres en muchos de los paises de la región, decidió declarar el 28 de septiembre como el Dia por la Despenalización del Aborto.

Desde entonces cada vez mas organizaciones de mujeres se suman a la campaña de presión para demandar la despenalización del aborto en la región latinoamericana y caribeña.


Cada día se realizan 55 mil abortos inseguros en el mundo, 95 por ciento en países en vías de desarrollo, los cuales son responsables de una de cada ocho muertes maternas.

Mundialmente por cada siete nacimientos se lleva a cabo un aborto inseguro. Se calcula que el aborto inducido -en forma clandestina y condiciones inseguras- es la causa de una de cada tres muertes maternas en la región y de aproximadamente 800 mil hospitalizaciones por año.


El Pacto por la Vida, la Libertad y los Derechos de las Mujeres
CONVOCA
"Marcha por la Despenalización del Aborto en América Latina
y el Caribe"
del Monumento a la Madre al Hemiciclo a Juárez
16 horas.
Portemos una prenda morada
¡Por la despenalización del aborto en México!
¡Libertad inmediata e incondicional de las mujeres presas por abortar!
¡Cese a la criminalización de las mujeres!
¡Respeto al Estado laico!